Teología de la historia

 

Image

 

La hipótesis de trabajo de La Pira es la de Isaías («convertirán sus espadas en arados, harán hoces con sus lanzas»), en el sentido de que toda la historia converge de manera misteriosa hacia el «puerto final» del shalom del Padre. Para La Pira, es un deber del cristiano leer la historia humana a la luz de la perspectiva que se deriva de la historia sacra. Este tema lo desarrolla a menudo en sus cartas a los monasterios de clausura del mundo.

Para La Pira, la «historiografía de lo profundo» es una clave para interpretar los hechos históricos y por lo tanto una indicación sobre cómo actuar: en este paso es esencial la mediación –laica porque política, luego exenta de todo fundamentalismo‒ realizada con las herramientas propias de este ámbito. «Este sentido irreversible de la historia –el río histórico avanza irreversiblemente, aunque sea por recodos dolorosos, hacia la desembocadura de la paz, la unidad y la promoción de los pueblos‒ es el punto axiomático, la estrella polar que debe orientar la política de los Estados en esta fase final (atómica, espacial, ecológica, demográfica) del mundo.»

 

Sobre este tema ver también:

§ Discurso de 1962

§   Carta a Pino Arpioni (1968)

§ Conferencia de 1970