Por una Europa desnuclearizada


 

Las «Mesas Redondas Este-Oeste» eran una de las muchas iniciativas que se organizaban periódicamente en Europa del Este y del Oeste para mantener abierto el diálogo entre las personalidades de la cultura y los exponentes políticos (que formalmente intervenían sólo a nivel particular) provenientes de los países de la OTAN, del Pacto de Varsovia y de los países no alineados. La dirección era escandinava y tenía importantes contactos que favorecían la presencia de personalidades de máximo nivel. La Pira había sido invitado a la mesa redonda de Moscú y había sido anfitrión de la reunión posterior en Florencia.

En la sesión de 1965 (en Belgrado) no pudo intervenir, pero hizo llegar un texto con una reflexión en la que vaticinaba el papel que habría podido y debido jugar una Europa desnuclearizada y pacificada (algo inimaginable por aquel entonces):


[…] con relación a la geografía cada vez más extendida del desarme, es decir, con relación al crecimiento ordenado, a la ampliación ordenada de las zonas desnuclearizadas: ¡«islas de paz» que se irán convirtiendo gradualmente en enteros continentes hasta extenderse por todo el planeta! ¿Europa gradualmente desnuclearizada? ¿Convertida, gradual y ordenadamente, en una gran «isla de paz»? ¿El «continente de la paz»? […]

¿Utopía? ¿Sueño? ¿O esta es, en cambio, la única vía a través de la cual se acaba con la guerra y se construye la paz? La vía de la era atómica, es decir, la era en la que no es posible «la guerra» (la guerra por definición: la atómica); ¡y no tienen sentido las «guerras» ‒las guerras controladas‒ que son residuos de una época política y militar ptolemaica destinada a un ocaso rápido e ineluctable! 


Desafortunadamente, el texto completo está disponible sólo en italiano