Ernesto Balducci

Ernesto Balducci nace en Santa Fiora (Grosseto), sobre el monte Amiata, el 6 de agosto 1922. En su adolescencia entra en un internado de los Escolapios con una beca y posteriormente decide tomar los votos; el 26 de agosto de 1945 es ordenado sacerdote y en 1950 se licencia en Letras.
Su colaboración con La Pira empieza hacia finales de los años 40, y se desarrolla en los grupos juveniles de la Conferencia de San Vicente, principalmente. A principios de los 40 funda la asociación Il Cenacolo, caracterizada por un nuevo tipo de compromiso caritativo, que aspira a superar los modelos asistenciales y prevé una formación religiosa, teológica y espiritual, con una fuerte atención hacia los problemas político-sociales.
En 1958 funda la revista Testimonianze con un grupo de amigos y jóvenes ligados a Il Cenacolo. Su intención es dar voz a un catolicismo que no siga estando caracterizado por un «proselitismo agresivo» proyectado por completo hacia la «conquista», sino que se base más bien en el valor del «testimonio».
Entre 1958 y 1959 los religiosos ligados a La Pira son alejados de Florencia: Balducci, Turoldo, Vannucci, Bartoletti… Entre 1963 y 1964 es procesado por apología del crimen por haber defendido la objeción de conciencia en artículos y entrevistas. El proceso concluye con una condena y con una denuncia simultánea al Santo Oficio, basada en las mismas acusaciones. Pablo VI interviene y en febrero de 1965 Balducci vuelve a Florencia, si bien con la obligación de residir en Fiesole, es decir, fuera de la diócesis florentina.
En los años 70 y 80 protagoniza los congresos promovidos por la revista Testimonianze, inspirados en el tema «Si quieres la paz, prepara la paz». Impulsa la creación de la editorial Edizioni Cultura della Pace y lleva a cabo una intensa producción literaria sobre los temas de la globalización y la paz.
Balducci muere el 25 de abril de 1992 a consecuencia de un gravísimo accidente de coche.