Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en menu_set_active_trail() (línea 2405 de /var/www/clients/client2/web3/web/includes/menu.inc).

Decreto de constitución

El 9 de enero de 1986 el cardenal Silvano Piovanelli, arzobispo de Florencia, constituye el Tribunal Diocesano para la causa de beatificación de Giorgio La Pira, con el siguiente decreto:

La fama de la sumamente íntegra vida de Giorgio La Pira se ha extendido mucho y, después de su muerte, han sido presentadas varias solicitudes a fin de que se inicie un proceso para emitir un juicio en profundidad sobre la vida, los comportamientos y las numerosas actividades llevadas a cabo por el mismo.
Cuando más tarde se nos presentó una solicitud formal, redactada a fecha de 6 de octubre de 1984 y que comprendía diversas peticiones recogidas por los Postuladores P. Innocenzo Venchi O. P. y P. Antonio Cairoli O. F. M., admitimos de buen grado la instancia y, tras haber reflexionado mucho, puesto que la vida de Giorgio La Pira parece merecer una gran consideración, de acuerdo con los Sagrados Cánones y teniendo presentes de manera particular las normas de la CONSTITUCIÓN APOSTÓLICA Divinus perfectionis Magister de 25 de enero de 1983, tras haber obtenido el voto favorable de la Conferencia Episcopal Toscana, con el presente Decreto

CONSTITUIMOS EL TRIBUNAL DIOCESANO

y nombramos como Juez Delegado del mismo al Revmo. Mons. Attilio Piccini, Vicario Judicial adjunto del Tribunal Eclesiástico Regional Etrusco.

Como Promotor de Justicianombramos al Revmo. Mons. Gino Bonanni, que ejerce el mismo cargo en dicho Tribunal.

Como Actuarios, al Sr. Mario Bossi, al Fr. Mario Conticini y a sor Giuseppina Angotti.

Al mismo Juez Delegado confiamos el encargo de designar lo antes posible a los Peritos en historia y archivística, para que recojan y reconozcan los documentos, los escritos y las cartas del mismo La Pira. El Revmo. Juez Delegado jurará ante nosotros que cumplirá fielmente el encargo que se le ha confiado y que mantendrá el secreto; todos los demás componentes del Tribunal prestarán el mismo juramento ante dicho Juez Delegado.

Florencia, Palacio Arzobispal, 9 de enero de 1986.

Cardenal Silvano Piovanelli