Mensaje de error

Deprecated function: The each() function is deprecated. This message will be suppressed on further calls en menu_set_active_trail() (línea 2405 de /var/www/clients/client2/web3/web/includes/menu.inc).

Cronología del proceso de beatificación

5 de noviembre de 1977 Muere Giorgio La Pira


5 de noviembre de 1983 Es presentada al cardenal arzobispo de Florencia, S. E. Silvano Piovanelli, la solicitud para «introducir la causa de beatificación», que es firmada por la Fundación Giorgio La Pira, los Padres Dominicos de San Marco, el Consejo Presbiteral Diocesano, el Consejo para el Apostolado de los Laicos, la asociación Cultura, la Opera Madonnina del Grappa, el Istituto della Regalità di Cristo de Milán y el grupo de la Misa de la Caridad de San Procolo.


6 de octubre de 1984 Petición formal de los postuladores (el P. Innocenzo Venchi, dominico, y el P. Antonio Cairoli, menor franciscano) de «que sea dispuesto todo lo necesario para el inicio y el proseguimiento de la causa de canonización de Giorgio La Pira, conforme a lo que establece la Constitución Apostólica Divinus perfectionis Magister de 25 de enero de 1983» (ver el texto de la Constitución Apostólica).


9 de enero de 1986 El cardenal Silvano Piovanelli, arzobispo de Florencia, constituye el Tribunal Diocesano para la causa de beatificación de Giorgio La Pira (ver el texto del decreto de constitución).


4 de abril de 2005 El cardenal Ennio Antonelli, arzobispo de Florencia, da por concluida la fase diocesana del proceso de beatificación y transmite las actas a la Pontificia Congregación para las Causas de los Santos.

5 de noviembre de 2007 Los restos del Siervo de Dios Giorgio La Pira son trasladados y sepultados en la basílica de San Marco. La misa por el 30 aniversario de su muerte la celebra el cardenal José Saraiva Martins, prefecto de la Pontificia Congregación para las Causas de los Santos.Marzo de 2008 Una vez terminado el sumario (Summarium) de la causa, se inicia la redacción de la ponencia (Positio).

La primera fase (que desde el punto de vista del derecho canónico lleva el título de «Proceso informativo diocesano sobre las virtudes heroicas y sobre la fama de santidad del Siervo de Dios Giorgio La Pira») requirió un examen completo por parte de una comisión de teólogos de los escritos publicados de La Pira (recogidos en 34 volúmenes) y de los escritos inéditos (cartas, diarios, apuntes) conservados en gran medida en los archivos de la Fundación La Pira, que ascienden a algunas decenas de miles de páginas. También se han recopilado las cartas enviadas por La Pira a varios países del mundo, y se ha entrevistado a algunos cientos de testigos en muchas zonas de Italia y en diversas ciudades extranjeras (Moscú, Rabat, Jerusalén, París, Dakar, etc.).

Marzo de 2012 Una vez transferido a la Pontificia Congregación para las Causas de los Santos el material recogido durante la investigación y trasladados los restos de La Pira desde el cementerio de Rifredi hasta la basílica de San Marco (un lugar especialmente entrañable para el Siervo de Dios, donde comienza su intensa reflexión sobre la ciudad y el valor de la persona humana), en Florencia, se creó una Fundación con sede en el Arzobispado de Florencia cuyo objetivo era facilitar los «trámites romanos» de la causa: acceso a los archivos florentinos, relación con los postuladores, ayudas económicas, coordinación entre los actores que solicitaron la puesta en marcha del proceso (convento dominico de San Marco, Istituto Secolare Missionari della Regalità di Cristo y Fundación Giorgio La Pira).

2013 Tras el fallecimiento del relator, el padre Bove, se le encargó al padre Crisquolo que dirigiera la redacción de la biografía razonada del Siervo de Dios (ponencia) siguiendo el esquema de trabajo previsto para las Causas de los Santos. El equipo de trabajo está coordinado por el profesor Ulderico Parente (historiador que se ocupa de la Iglesia contemporánea en la Facultad de Teología de Nápoles).

Junio 2014 Se entregò la ponencia; una vez que se defienda la ponencia ante una comisión de expertos (cardenales y teólogos) con la atribución de la «heroicidad de las virtudes» se procederá a la concesión de la «pública veneración».

 

En un momento en el que la complejidad de la vida italiana e internacional precisa cada vez más de fieles laicos y de estadistas de alto nivel humano y cristiano, como verdaderos testigos auténticamente arraigados en la vida evangélica para servir al bien común, nos sumamos al augurio formulado por Su Santidad Juan Pablo II mediante su mensaje con motivo de las solemnes celebraciones del centenario del nacimiento del Siervo de Dios, en el que se desea «que la figura y la acción de Giorgio La Pira puedan conocerse ampliamente y convertirse en un modelo para muchos» (cf., L’Osservatore Romano, domingo 7 de noviembre de 2004).