Cartas al Carmelo


ImageEl monasterio carmelita de Santa Maria Maddalena de Pazzi se alza sobre las colinas de Careggi, en la periferia noroeste de Florencia.

En 1932 La Pira empieza a visitar cada vez con mayor frecuencia «estos espacios verdes, estos pozos de Jacob, estos depositarios del júbilo del mundo». Muy pronto a las charlas se unen las cartas: una especie de «diario del alma» que nos da la posibilidad de intuir la espiritualidad de La Pira.

Estas cartas expresan también una constante gratitud: gratitud por los tesoros de oración y contemplación que encierra el monasterio, por el puente de plegarias que une a las monjas de clausura con los problemas del mundo. Una gratitud no carente de una especie de nostalgia que La Pira siente por la vida contemplativa, que ejerce una fuerte atracción sobre él aun habiendo dedicado su vida al compromiso político. 


Las cartas al Carmelo de Careggi, cuidadosamente conservadas por sor Teresa del Niño Jesús (sor Teresina), han sido publicadas en el volumen:

La Pira G., Lettere al Carmelo, a cargo de Dino Pieraccioni, Milán, Vita e Pensiero, 1985. (Segunda edición ampliada, Milán, Vita e Pensiero, 1987.)

 

CLICAR PARA IR A LAS TRES CARTAS:

 

Amarlo y hacer que lo amen sin límites (1933)

Arder de amor por Él (1935)

Esperando el sábado sin vísperas (1936?)